“¡Vos hacés de indio y yo de persona!”

Por la Lic. María Zysman, psicopedagoga

Directora de Libres de Bullying

El título de este artículo nace de una frase real, pronunciada por un chico en una situación de juego. La creatividad para excluir a algún compañerito puede ser asombrosa.

Por eso, el maestro debe ser como un “coach” que observe y redirija el juego cuando lo considere necesario. Los chicos, durante la etapa de educación incial, no tienen la capacidad de negociar y buscan imponerse de cualquier manera, sin medir su agresividad. Evolutivamente estas conductas van desapareciendo. El docente debe observar atentamente la dinámica de las relaciones entre ellos para poder intervenir.

A veces, pueden observarse pequeñas semillitas de conductas hostigadoras o discriminatorias y el docente tiene la posibilidad de tomarlas como emergente para trabajar.

Si un chico logra lo que quiere excluyendo a otro o pegándole, sin que nadie lo corrija, aprende un modelo agresivo de éxito. Probablemente, esto lo va a repetir y con el tiempo puede derivar en un patrón de bullying.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s