Bullying y límites en la crianza y la educación

Por la Lic. María Zysman, Directora de Libres de Bullying.

muralla_chinaEl límite tiene que ver, básicamente, con decirle a un chico que no puede satisfacer instantáneamente su deseo. Parecería que en estos tiempos a los adultos nos cuesta no gratificar continuamente a los niños, aún a riesgo de que se transformen en pequeños tiranos.

El límite tiene que ser concreto, puesto con calma y firmeza, y sostenido en el tiempo. De la misma manera en que no dejamos que un bebé introduzca los dedos en el enchufe o juegue con la llave de gas, no podemos permitirle determinadas cosas cuando va creciendo.

Cuando un chico tiene límites, también los sabe poner. Si pudo escuchar un no, le va a resultar más fácil decir no cuando corresponda, establecer límites si se siente avasallado, responder “no, esto no lo quiero” o “esto no lo hago”.

El buen trato entre los chicos sin dudas se relaciona con los valores inculcados, pero los valores -y más aún cuando hablamos de niños y adolescentes en formación- no se instalan de una vez y para siempre, ni se aprenden por escucharlos en una clase teórica. Es necesario trabajarlos permanentemente y ponerlos en práctica, darle oportunidades a los chicos de reflexión y de trabajo. Es importante enseñarles habilidades que los ayuden a resolver conflictos, a reafirmarse a sí mismos y entre sí, a gestionar la ira, a hacer amigos y a ser más asertivos, es decir a defenderse sin agresividad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s