El bullying, antes y ahora

Por la Lic. María Zysman, Directora de Libres de Bullying.

patito_feoEn cada entrevista que nos hacen surge y resurge la pregunta respecto de si el bullying está “de moda”, y de si no se trata sólo de nombres nuevos para viejas prácticas. A veces, esa pregunta esconde la falsa creencia de que las cosas siempre han sido así y no pueden cambiar.

Por eso, vuelvo atrás y en estos días próximos al inicio de clases, recuerdo mi propio paso por la escuela primaria, o más exactamente por mis dos escuelas primarias. En una de ellas la pasé muy mal: las entonces llamadas “banditas contra una” se la habían tomado conmigo y yo no encontraba la manera de cambiar las cosas. Me salvaban dos grandes amigas y mi hermano mayor, que me defendía en la escuela y me peleaba en casa, como buen hermano. También me salvaba mi familia, mis abuelos y mi imaginación. Por el contrario, en mi otra escuela primaria, a la que fui después, disfruté, compartí, aprendí, ví más allá y fui feliz. No había banditas ni miradas que excluyeran, y recuerdo a mis compañeros con un amor infinito.

En esos años, desde ya que el bullying existía y también se lo mostraba en la televisión, pero en mucha menor medida que hoy.

Lo que surge ahora como “moda” no es la situación, -que como vemos viene desde mucho tiempo- sino la palabra, que hoy se usa en exceso. Y cuando la palabra se utiliza tanto, es porque sin duda eso le es útil a alguien. El reconocer esto no implica la “invención” de la estructura y lo que ella nombra, sino el preguntarnos acerca de la necesidad de este exceso.

Los chicos, jóvenes y adultos han (hemos) naturalizado, de alguna manera, el trato burlón, en un contexto de evidente egoísmo generalizado. No intento en este breve texto preguntarme sobre los motivos de estos malestares sociales, pero este trato-maltrato-destrato, habilita muchas veces el ir subiendo la apuesta: si el ambiente lo permite, se llegan a estructurar dinámicas de hostigamiento en el grupo.

Es ahí que tenemos que trabajar desde la salud y la educación. Con proyectos de prevención, herramientas de abordaje y –fundamentalmente- nuestra manera de mirar y mirarnos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s