Todo año que comienza puede ser mejor…

Por la Lic. María Zysman, Directora de Libres de Bullying.

Pencils on a blank notebookEn los días previos al comienzo de las clases resurgen miedos, alarmas y debates en las familias que sienten (o saben) que sus hijos están involucrados en situaciones de acoso escolar: “Este año portate bien, eh! Que yo no me entere que de nuevo andás metido en esas cosas”, “Ojalá que Menganito se haya ido del colegio, así podés estar tranquilo”, “Ahora que estás más flaca y divina seguro la vas a pasar mejor”, “Espero que con esta maestra puedas contar, no como la loca ésa que hasta parecía que te cargaba”…

Es como un cuaderno nuevo, en blanco, lleno de expectativas y con buenos propósitos, pero que acarrea recuerdos de frustraciones y malas experiencias. Esas malas experiencias a veces nos posicionan en un lugar de defensa, nos exponen e invitan a la repetición. Otras veces, en cambio, nos proponen atacar y así quedar a salvo.

Pensemos que todo año que comienza puede ser mejor. Que “el bullying no es un tornado que viene de arriba” -como me dijo alguna vez un niñito, muy sabiamente- sino una estructura que se gesta y crece en la medida en que todos (o muchos) lo permiten.

Para que el acoso escolar se geste y crezca, además de existir un acosado y un acosador, debe haber un grupo que lo apruebe; que lo sostenga con sus risas o simples miradas y, fundamentalmente, con el silencio. A veces un silencio cómplice que cierra puertas y habilita la expresión del odio; otras, un silencio temeroso a las represalias. Ese silencio que deja al adulto excluído de la trama, pero que lo llama a gritos. Y quien quiera oir, que oiga.

Para que se estructure el bullying, entonces, tiene que tejerse una madeja, una tela confusa y difícil de desenmarañar. Empezar el año invita a pensar en estrategias de prevención y también en la apertura de los sentidos. Mirar, escuchar, sentir el aire que flota en el aula es clave para poder trabajar en armonía con niños y adolescentes.

Anuncios

2 Respuestas a “Todo año que comienza puede ser mejor…

  1. Excelente lo que has escrito. Parece como si l o hubieses vivido.

    Es tal cual lo que vivio mi hijo de 12.

    Como puedo ayudar, se puede participar?

    Gracias

    Marcela Aguirre

  2. Gracias Marcela. Podés ayudar mucho compartiendo tu experiencia, material de lectura, “prestando oreja” y generando espacios de convivencia inclusivos y amorosos. Si querés acercarte al equipo escribinos a info@libresdebullying.com.ar. Contanos también cómo está tu hijo y cuál fue el camino que lo ayudó a él. Un beso! María Zysman

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s