Entre la ley y la realidad de las escuelas

Por la Lic. María Zysman, Directora de Libres de Bullying.

Nota de opinión sobre la reciente sanción de una nueva ley “anti-bullying” en la Provincia de Buenos Aires.

espejo_chDe manera recurrente surgen debates y propuestas para mejorar la convivencia en las escuelas. Son tantas las aristas para abordar la problemática que corremos el riesgo de perdernos en laberintos de opinión, que más que aclarar oscurecen el panorama.

Siempre ayuda contar con el respaldo de las leyes, más aún cuando son inclusivas, reparatorias y educativas. Elaborar acuerdos de convivencia escolar es un ejercicio democrático de una importancia indiscutible: al hacerlo estamos trabajando en prevención, anticipándonos a posibles situaciones y acercándonos a todos los miembros de la comunidad educativa.

Claro que también suele ser difícil llevar a la práctica aquello que en el plano teórico aparece como pautado y establecido.

nota_clarin

Un extracto de esta nota ha sido publicado en el Diario Clarín de Buenos Aires el 10/07/2015.

Al caminar las escuelas de todo el país, conversar con docentes y directivos, debatir con los estudiantes y jugar con los niños, encuentro por lo general una distancia considerable entre lo que deseamos lograr con los acuerdos y lo que sucede concretamente en las aulas y los patios escolares.

Padres que reclaman sanciones “ejemplificadoras” pero pretenden saltearse las normas establecidas (muchas veces por ellos mismos), docentes que se sienten desamparados a la hora de efectivizar sanciones, directivos atemorizados por la mirada de algún superior, chicos que piden a los gritos la presencia efectiva de los adultos. Esos son los factores reales de la convivencia diaria, que condimentan la teoría.

Para acercar estos dos planos, el normativo y el cotidiano, es valioso ejercitar el debate. Habilitar canales para acordar y plantear desacuerdos, para aprender a regularse. Por el contrario, cuando no hay lugar para la palabra, aquello no dicho aparece de otras maneras, entre ellas el bullying o acoso escolar. Celebremos entonces que este espacio de intercambio entre pares y de gestión productiva del diálogo sea ahora amparado por la ley.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s