Bullying: ¿cuáles son las alertas?

Por la Lic. María Zysman, Directora de Libres de Bullying.

Alerta bullying

Algunos signos y síntomas de que un chico está siendo víctima de bullying son:

  • Retraimiento: los chicos buscan llamar la atención lo menos posible, se esconden, buscan pasar desapercibidos para que los dejen en paz… evitan que sus padres se den cuenta de que son objeto de burla porque se sienten avergonzados también ante ellos.
  • Cambio de hábitos: si van solos a la escuela pueden cambiar de recorrido, llegar tarde, intentar salir antes de la escuela, no querer llevar vianda, llegar con deseos urgentes de ir al baño.
  • Cambio de carácter: chicos muy extrovertidos se “meten para adentro”, o muy introvertidos tienen reacciones inesperadas, desafiantes, descontextualizadas.
  • Modificación del vínculo con la tarea escolar: eran muy estudiosos y dejan de responder a la demanda, prefieren obtener bajas calificaciones para no ser llamados “nerds”, rechazan el hecho de ser abanderados, pierden sus trabajos, o estudian compulsivamente y se vuelven obsesivos con las obligaciones.
  • Quejas sostenidas referidas al trato recibido en la escuela (por parte de pares y docentes).
  • Modificación de la conducta alimentaria: comen más o dejan de comer, consumen muchos dulces o harinas de manera compulsiva.
  • Trastornos del sueño: les cuesta dormir, tienen pesadillas, gritan cuando duermen, duermen demasiado.
  • Estudian mucho y obtienen bajas calificaciones: se bloquean en el momento de exponer o responder, no completan sus evaluaciones porque son molestados durante el examen, los interrumpen para que “soplen”.
  • Hacen trabajos prácticos que luego figuran como no presentados (los hacen para otro).
  • Se observa llanto inmotivado o aparentemente inmotivado.
  • Presentan una actitud corporal de pesadez, ensimismamiento, intentan pasar desapercibidos.
  • Golpes, moretones, rasguños que justifican o buscan ocultar.
  • Hipersensibilidad a los ruidos; se sorprenden y/o asustan ante cualquier cambio en la rutina.
  • Mucha ansiedad ante el uso (o la falta) de conexión a internet.
  • Hiperreacción a los sonidos del celular.

Sin embargo, más allá de que debemos prestar atención a estas alertas, estos signos no constituyen en sí mismos un diagnóstico definitivo. Es preciso profundizar en la situación antes de “nombrarla” taxativamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s